Sin duda has oído hablar de las calculadoras de cuotas. De hecho, si te encuentras examinando viviendas en venta y piensas comprar una por medio de un crédito, posiblemente las has visto en varias páginas inmobiliarias. Sí, es cierto que su aspecto y funcionamiento puede ser algo confuso: tienen muchos campos para llenar y te preguntan por conceptos complicados.

Este tipo de herramientas necesita que ingreses ciertos datos, pero no es nada del otro mundo. No te preocupes, en Nexo Inmobiliario podemos ayudarte. En el siguiente artículo te mostraremos cómo entender una de estas herramientas a fin de que simular tu crédito hipotecario sea una tarea super simple.

1.- Valor del inmueble

Por lo general, el primer concepto que debes ingresar para calcular tu hipoteca es el valor del inmueble. En este campo solo es necesario detallar el precio de la casa o departamento que deseas adquirir. Nada del otro mundo, ¿cierto? Es importante resaltar que siempre encontrarás un botón que te permite cambiar entre soles y dólares. Recuerda siempre seleccionar la opción apropiada o los resultados de tus cuotas no serán precisos.

2.- Cuota inicial

La siguiente variable suele ser la cuota inicial. ¿Qué es la cuota inicial? Super simple: se trata del primer pago que debes hacer para adquirir tu inmueble, el cual debe ser de un mínimo del 10% del valor total del inmueble. El 90% restante lo obtienes mediante el préstamo de una entidad financiera.

Sin embargo, te recomendamos que abones en este pago una suma mayor al 10%. ¿Por qué? La cuota inicial se destina de forma directa a la adquisición de la vivienda; por lo tanto, es dinero que descontarás del préstamo. Dicho de otro modo: mientras más grande la cantidad que entregues aquí, menores serán los intereses que pagarás.

3.- Las cuotas y el plazo de pago

Luego, la cantidad de cuotas que abonarás es otro factor importante a considerar. Estas se encuentran relacionadas directamente con el periodo de pago. Los años pueden darte plazos de entre 5 y 30 años paga cumplir con el préstamo que te otorgan para comprar tu inmueble.

Debes pagar una cuota cada mes. En este punto tal vez te preguntes ¿Me conviene más un plazo largo o uno corto? Ambas tienen sus pros y contras. Extender el periodo hará que las cuotas mensuales del crédito sean mucho más pequeñas, pero los intereses también se extenderán y terminarás pagando más.

En contraste, un periodo corto hará que las cuotas sean más grandes, pero cancelarás el crédito rápidamente y pagarás menos intereses. En cualquier caso, te recomendamos optar por un plazo intermedio que resulte más cómodo, pero que no se extienda demasiado.

Te puede interesar: Cómo acceder a los créditos hipotecarios para jóvenes

4.- Tipos de cuotas

Para calcular tu préstamo hipotecario y la cantidad de pagos que realizarás, la herramienta te preguntará por el tipo de cuotas. Tenemos dos principales tipos: simples y dobles.

Las primeras con cuotas que se pagan una vez al mes por todo el periodo que dure el crédito hipotecario (un total de 12 por año). La segunda opción te permite hacer pagos dobles durante julio y diciembre, ya que solemos cobrar gratificaciones adicionales en esos meses (un total de 16 pagos al año.).

5.- TCEA

Un factor importante al calcular las cuotas de la hipoteca es la Tasa del Costo Efectivo Anual (TCEA). ¿Y eso con qué se come? Bien, en líneas generales, se trata de una medida que te ayudará a determinar el costo de tu préstamo.

Es importante notar que la TCEA puede variar en cada banco. Por lo tanto, para obtener la cifra exacta debes preguntar por esta en cada entidad financiera y compararlas. Generalmente se compone de dos conceptos: la tasa de interés y los gastos.

La tasa de interés

Se trata del dinero que el banco o entidad financiera obtiene por prestarte el dinero. Este se expresa en un porcentaje y no siempre es el mismo. Si bien hoy en día el promedio de las tasas de interés se encuentra alrededor del 7%, el valor cambia periódicamente y cada banco ofrece uno diferente. Debes consultar previamente cuál es la tasa de interés en cada institución.

Los gastos

Existen muchos gastos propios del financiamiento de tu inmueble; sin embargo, el más importante es el seguro de desgravamen. Sin duda has oído hablar de este. Se trata de un monto que se reserva para circunstancias en las que la persona a cargo del crédito no puede seguir pagándolo como por enfermedad o fallecimiento.

Ahora tienes un a mejor idea de cómo calcular tu hipoteca por medio de cualquiera de las herramientas que encuentras en línea de forma gratuita. Además, conoces que significa cada concepto y cómo obtener los montos y cifras.

En Nexo Inmobiliario podrás encontrar las principales inmobiliarias del país y sus diversos proyectos. ¿Estás buscando el departamento, casa, lote u oficina ideal? Ingresa a nuestra página oficial y encuentra el inmueble soñado a solo un clic.

Write A Comment