Comprar una propiedad puede ser una de las inversiones más importantes que harás en toda tu vida. Sabemos que gastar una gran cantidad de dinero en un bien inmueble resulta algo intimidante y muchos nuevos inversores lo piensan mucho antes de dar este paso final. No te preocupes, ese no tiene que ser tu caso.

En Nexo Inmobiliario te ayudamos a empezar a invertir en propiedades de forma correcta. Te mostraremos 5 miedos comunes en nuevos inversores y cómo puedes superarlos.

Miedo 1: “El precio de las casas caerá”

Quizá uno de los más grandes miedos para una persona que recién empieza a invertir en inmuebles es que los precios de las viviendas caigan. Sin embargo, como inversor, debes entender que el precio de una propiedad nunca cae. Es posible que este se estanque por un tiempo si el mercado no va bien, pero, en líneas generales, los bienes hechos de ladrillos y cemento no sufren recortes en su precio.

Por el contrario, las propiedades inmobiliarias tienden a incrementar de precio. Si bien el proceso de apreciación puede ser algo lento, el aumento en los ingresos no solo se hará visible sino también medible si dejas pasar un periodo prolongado de tiempo.

Tal vez tu temor por la caída de los precios se relaciona a la posible disminución del atractivo en una zona determinada. Si ese es el caso, es importante recordar que sin importar lo accesible que resulte, no tiene sentido adquirir una propiedad en un vecindario que pueda disminuir su valor original.

Si deseas evitar aquella situación y asegurarte con una buena ubicación, lo mejor es seleccionar una propiedad en una zona cercana a importantes ejes de empleo, escuelas o universidades. Este tipo de inmuebles siempre se encuentra en demanda.

Miedo 2: “Se gasta mucho en mantenimiento”

Muchos creen que invertir en inmuebles para alquilar implica una serie de gastos: Reparación de algunos sistemas, trabajos de pintura, remodelación y hasta renovación de algunos ambientes. Si bien, esto es cierto para algunos inmuebles, puedes ahorrarte muchos inconvenientes si es que sabes seleccionar bien tu propiedad.

Entonces, si deseas evitar las sorpresas desagradables propias de una casa de segundo uso, es mejor que te enfoques en las casas y departamentos nuevos. De esta forma, obtienes una vivienda lista para recibir a los inquilinos y te olvidas de todos esos gastos adicionales.

Ahora bien, siempre es importante mantenerse un paso delante de cualquier situación inesperada. Los desperfectos en los inmuebles (incluso los de primer uso) son inevitables con el tiempo, por lo que es aconsejable mantener un fondo de contingencia para afrontar este tipo de emergencias.

Miedo 3: Falta de confianza

A menudo las personas que empiezan a considerar adentrarse en la inversión inmobiliaria no tienen la confianza suficiente para seleccionar una propiedad, temen comprar una vivienda con problemas escondidos o dudan mucho sobre la ubicación y el presupuesto para el lugar.

Si quieres liberarte de tales miedos de forma lógica, lo primero es hacer una lista de las características y conveniencias que la propiedad debe tener en esa zona. No olvides que las características del hogar ideal para los inquilinos varían de acuerdo al área. Si el inmueble que te gusta cumple todos esos requisitos, no tendrás nada que temer.

Cualquier persona con experiencia en esta actividad te dirá que esta no es una decisión que debas tomar de forma rápida. Es necesario pasar algo de tiempo revisando diferentes alternativas e investigando los puntos más atractivos de los distritos que te gustan.

Te puede interesar: ¿Qué es una preventa de inmuebles y cuáles son sus ventajas?

Miedo 4: “Los créditos serán impagables”

Un factor que hace dudar a la mayor parte de las personas es la dificultad de pagar las cuotas de la hipoteca. Sin una fuente de ingresos consistente, acceder a un crédito no solo es riesgoso sino también podría llevar a la pérdida del préstamo. Para esto, la mejor solución es mantener un presupuesto realista y tomar en cuenta las variaciones que puedan aparecer en tus ingresos.

Establece la suma promedio de los ingresos que tu propiedad te dará en la renta. De acuerdo a eso determina si será posible pagar las cuotas mensuales del crédito. Por lo general, la solución se obtiene al realizar un presupuesto con antelación y siendo fiel a los montos establecidos en este.

Miedo 5: “El crédito tendrá condiciones tediosas”

Algunos compradores consideran que los préstamos y créditos hipotecarios son un tema complicado debido los pasos y las condiciones por cumplir. Este es un tema inevitable para todo inversor. Lo mejor es dejar de lado las ideas preconcebidas que tenemos sobre los créditos y las entidades financieras.

Empieza por revisar los diferentes tipos de créditos que existen y cuáles serán los más adecuados en tu situación particular. Conforme te familiarices con los términos y conceptos de este producto financiero, te será más sencillo entender, elegir y acceder al financiamiento hipotecario.

La mejor forma de deshacerte de tus miedos en materia de inversiones inmobiliarias es analizarlos de forma lógica y determinar el mejor curso de acción para afrontarlos. Después de todo, con una buena investigación del mercado y un poco de paciencia podrás encontrar el inmueble perfecto para empezar a invertir.

En Nexo Inmobiliario podrás encontrar las principales inmobiliarias del país y sus diversos proyectos. ¿Estás buscando el departamento, casa, lote u oficina ideal? Ingresa a nuestra página oficial y encuentra el inmueble soñado a solo un clic.

Write A Comment