Comprar un inmueble y mudarte a otra zona es una decisión que puede cambiar tu vida. Esta te presenta nuevas experiencias, oportunidades y retos. A fin de que todos aquellos cambios sean positivos, necesitas investigar con mucha anticipación tus posibles locaciones. El proceso implica un costo económico, por lo que es mejor asegurarse y considerar cada variable.

Probablemente te preguntas, ¿qué necesito para mudarme a otra ciudad o distrito? Bien, en Nexo Inmobiliario te ofrecemos algunos consejos que te ayudarán a tomar la mejor decisión en este proceso de cambios.

Evaluación de la zona

Muchos factores entran en juego cuando se planea mudarse a una zona diferente. Si no estudias las particularidades de la ciudad o distrito, podrías terminar lamentando tu decisión. Estos son las principales variables que debes considerar:

1.- Oportunidades de trabajo

Mudarse a otra ciudad por trabajo es una de las razones más comunes que motivan este cambio. Muchas personas lo hacen en búsqueda de mejores oportunidades laborales, mientras que a otras les han ofrecido un nuevo empleo allí. Si se trata de lo primero, toma en cuenta los siguientes factores:

  • ¿Cuál es la tasa de desempleo en aquel lugar? ¿Qué tan fácil es encontrar un trabajo?
  • ¿Tus habilidades y experiencia profesional tienen una gran demanda en aquella área?
  • Si has recibido una oferta laboral, ¿qué tan estable es el trabajo? ¿Te ofrece una línea de carrera?

Sí la respuesta a estas preguntas es no, tal vez las oportunidades de trabajo no sean el catalizador detrás de la mudanza. Por lo tanto, analicemos otros factores también importantes como, por ejemplo, la calidad de vida.

2.- Costo de vida

Los estándares de vida difieren mucho en cada ciudad y hasta en cada distrito. Por eso es una buena idea investigar con cuidado la situación económica de tu futura zona. Hay dos factores que debes considerar:

El mercado inmobiliario

¿Qué hacer antes de mudarse a una casa nueva? Bien, antes de siquiera pensar en el cambio de ubicación, es necesario revisar las opciones de viviendas disponibles en tu nueva zona. Necesitas encontrar una propiedad que encaje tanto con tu presupuesto como con tus gustos.

Esta debe ubicarse en un vecindario seguro y agradable, cercano a tu centro de trabajo, a la escuela de tus hijos (de tenerlos), con un fácil acceso a centros comerciales, recreacionales y zonas de entretenimiento.

La infraestructura vial y el sistema de transporte en la zona seleccionada serán primordiales ya que el tiempo y los costos por movilizarte serán grandes factores en tu vida diaria. Por supuesto, el pago de cada cuota mensual de la hipoteca o del alquiler del inmueble no debe ser mayor al 25% del total de tus ingresos disponibles.

El costo de vida

Los gastos diarios de una nueva zona es otro de los primeros factores por evaluar. Identifica las variables más importantes y comprueba que tu presupuesto mensual puede cumplir con todas aquellas necesidades.

Por ejemplo, el costo de los servicios básicos (luz y agua), así como la alimentación, educación y, por supuesto, el pago de los impuestos. De forma complementaria, necesitas revisar el gasto que las actividades de entretenimiento tienen en la zona.

Te puede interesar: ¿Cómo hacer una mudanza organizada de forma simple?

3.- El aspecto cultural

Es posible encontrar diferentes puntos de vista, actitudes y normas en una nueva locación. El contexto cultural de tu nuevo vecindario podría ser muy diferente. En este punto, la tolerancia y una mente abierta siempre son recomendables a fin de ajustarse rápidamente a un nuevo ambiente.

Por lo tanto, es una buena idea analizar a las personas que viven en el vecindario, prestando particular atención a su edad, ya que aquello marcará el estilo de vida del lugar. Cada ciudad, distrito y vecindario posee diferentes particularidades.

Puedes reconocerlas y analizarlas con visitas anticipadas. Si sus características te parecen adecuadas, puedes ir pensando en los planes de mudanza, lo cual nos lleva al siguiente punto.

4.- Tus perspectivas económicas

Al momento de mudarse a otra ciudad o distrito, el aspecto más importante de todos es, por supuesto, el costo que ello implica. A fin de mejorar tus oportunidades de tener un proyecto de mudanza exitoso, debes establecer tu presupuesto con cuidado. Los gastos que te aconsejamos tomar en consideración caen en dos categorías:

Costos de mudanza

Toda cambio de hogar implica ciertos gastos: materiales para el empaque de tus artículos, el transporte de tus objetos y mobiliario, almacenaje de corto plazo, otros servicios adicionales, etc. Dependiendo de la cantidad y fragilidad de tus objetos, necesitarás un buen servicio de mudanza que encaje con tu presupuesto.

Sí, puedes encargarte tú mismo de las tareas de mudanza y te ahorrarás un monto significativo. Sin embargo, aquello implica varios riesgos y preocupaciones dependiendo de la distancia de tu antigua ubicación a la nueva. Tampoco debes olvidar que ello pondría en riesgo la seguridad de tus objetos.

Costos post mudanza

Finalmente, siempre es sabio incluir en el presupuesto los diferentes gastos que tendrás que afrontar inmediatamente después de llegar a tu nuevo hogar. Por lo general es necesario adquirir nuevos muebles y electrodomésticos, acondicionar o renovar el inmueble, seguros, impuestos, etc.

Bien, esperamos que estos consejos para mudarse a otra ciudad te ayuden a encontrar la mejor decisión de cara a la zona y el inmueble al cual te mudes. Con un poco de paciencia y buen humor encontrarás el lugar perfecto para tu familia.

En Nexo Inmobiliario podrás encontrar las principales inmobiliarias del país y sus diversos proyectos. ¿Estás buscando el departamento, casa, lote u oficina ideal? Ingresa a nuestra página oficial y encuentra el inmueble soñado a solo un clic.

Write A Comment