Imagina que tuvieses una habitación dentro de tu departamento nuevo específicamente destinado a encontrar la paz interior y la tranquilidad emocional. ¿No sería genial tener un cuarto en el cual escapar del estrés de la rutina diaria? Aquello resulta especialmente importante dentro del contexto actual del COVID-19.

A pesar de lo que podría parecer a primera vista, encontrar tal espacio es muy sencillo. Por eso en Nexo Inmobiliario queremos mostrarte los pasos para crear tu propio cuarto de meditación en casa.

1.- Elige el ambiente adecuado

Necesitas seleccionar una habitación que te haga sentir bien y la mejor forma de hacerlo es prestando atención a la iluminación. Por ejemplo, un lugar con abundante luz natural mejora cualquier ambiente casi de forma instantánea.

Esto significa que tendrás que buscar una habitación que mire hacia el sol en el momento del día que planees meditar. Mejor aún, podrías seleccionar un cuarto que tenga una bella vista del atardecer. Aquel sería, sin duda alguna, un hermoso marco en el cual encontrar tranquilidad.

2.- Ordena el lugar

El objetivo de meditar es tener la mente despejada y para eso necesitas que el espacio que elijas se encuentre ordenado, especialmente si lo que deseas es relajarte. De hecho, si te es posible, debes hacer que el minimalismo se imponga en aquella habitación.

Esto significa que tu lugar de trabajo o tu oficina no puede compartir el mismo ambiente con tu rincón de meditación en casa. Encontrarías demasiados muebles y objetos como escritorios, archivadores y papeles. Todo ellos sin mencionar el habitual estrés que aparece en los espacios de trabajo, lo cual no te permitirá relajarte.

Intenta despejar la habitación y conservar solo algunos pocos elementos esenciales. Algunos implementos básicos recomendados son una pequeña mesa, una alfombra para yoga, cojines y una almohada de meditación.

3.- Lleva la naturaleza a la habitación

La naturaleza tiende a relajarnos, por lo que resulta lógico incluir algunos de sus elementos al momento de crear una sala de meditación en casa. De hecho, algunos creen que meditar consiste en conectar la mente y el cuerpo con la naturaleza. Para ello, las plantas constituyen la forma más fácil de llevar el entorno natural hasta tu casa.

En este punto, tienes la libertad de seleccionar las plantas para departamento que más te gusten. Si bien encontrarás gran variedad, te recomendamos utilizar plantas que desprenden aromas suaves como el jazmín.

Ahora, también es posible incorporar una fuente pequeña en la habitación. No son muy caras y te benefician de gran forma. El sonido del agua que corre de forma suave tiende a incrementar la sensación de relajación y logra diluir los sonidos de la ciudad fuera de casa. Esto nos lleva al siguiente punto.

Te puede interesar: 5 Actividades para pasar el tiempo dentro de casa

4.- Pon algo de música

Si bien este no es un elemento necesario, la música puede ser muy relajante. Aquello es particularmente beneficioso para las personas que viven en una zona muy transitada de la ciudad. Entonces, si pones música suave en el fondo, es posible concentrarse en ella y dejar de lado las distracciones dentro y fuera de casa.

Ahora, cuando se trata del tipo de música, lo más recomendable es elegir una que no tenga letras. No tiene que ser algún género en particular. De hecho, pueden ser simplemente sonidos suaves como los del mar, cantos de aves o el viento soplando sobre los árboles.

Recuerda que las pistas deben ser lo suficientemente largas como para que se mantengan sonando durante toda la sesión de relajación. De lo contrario, también puedes poner la misma pista en repetición.

5.- Recurre a la aromaterapia

Al igual que la música, otro elemento que puede mejorar el ambiente de tu espacio de meditación en casa es la aromaterapia. De hecho, hay evidencia de que esta te ayuda a calmar dolores musculares y reducir o eliminar el estrés.

Nuevamente, aquí tienes muchas opciones, pero lo recomendable es que elijas aromas  que no sean fuertes o particularmente dulces. Podrías seleccionar aceites de plantas como lavanda, manzanilla o menta.

5.- Deja que se haga la luz

Como lo mencionamos al principio, lo más recomendable es que selecciones una habitación con abundante luz natural. Sin embargo, es necesario que utilices las cortinas apropiadas. ¿Cuál es la opción ideal? Bien, lo mejor es optar por telas delgadas en tonalidades claras que dispersen bien la luz.

Si el cuarto que tienes a disposición no cuenta con mucha luz natural, entonces debes instalar algunas fuentes de iluminación artificial. Ahora bien, dependiendo de lo que mejor funcione para ti, puedes crear un ambiente con abundante o escasa luz.

Sin embargo, recuerda que tu estado de ánimo podría variar, por lo que es recomendable que selecciones focos que tengan la capacidad de graduar su nivel de luz. De esta forma, lograrás modificar la iluminación en tu cuarto de meditación en casa según el  humor particular de cada día.

¡Genial! Como ves, no necesitas salir de casa para escapar de las preocupaciones diarias. Crear un rincón para meditar en casa es súper simple y mejorará tu calidad de vida de una gran forma.

En Nexo Inmobiliario podrás encontrar las principales inmobiliarias del país y sus diversos proyectos. ¿Estás buscando el departamento, casa, lote u oficina ideal? Ingresa a nuestra página oficial y encuentra el inmueble soñado a solo un clic.

Write A Comment