Comprar una casa es uno de los principales objetivos en la vida de cada persona. Si bien adquirir una ahora es más fácil de lo que era hace algunos años, aquello no implica que lleves a cabo el proceso sin ningún tipo de plan. Tu primer objetivo será establecer un presupuesto, pero ¿cuánto debo ahorrar para comprar una casa?

Bien, en Nexo Inmobiliario queremos darte algunas claves relacionadas a los gastos que tendrás que afrontar en este proceso.

Factores relevantes al comprar un inmueble

Antes de empezar con el proceso de compra, es importante que te tomes un tiempo para determinar la suma exacta de lo que debes ahorrar para comprar una casa. Para empezar, existen dos principales gastos que es necesario afrontar: la cuota inicial y los costos de cierre.

De forma complementaria, es recomendable que también consideres un fondo de contingencia en caso ocurra alguna emergencia. Ellas siempre llegan cuando menos las esperas, por lo que es mejor estar preparado para hacerles frente. A continuación te explicaremos cómo debes afrontar cada una de ellas.

1.- La cuota inicial

Por lo general, la suma mínima que se debe pagar en la primera cuota es del 10% del valor del inmueble. Sin embargo, el monto podría variar según algunos factores. Primero, el tipo de crédito hipotecario al que accedes puede hacer que la suma cambie ligeramente, por lo que es importante estar bien informado antes de solicitar el financiamiento.

Segundo, el tipo de propiedad que adquieres influirá en alguna medida y, por último, tu historial de crédito también podría hacer que el banco cambie la suma de la primera cuota. Adicionalmente, determina cuál es la cantidad con la que te sentirías cómodo pagando. Recuerda que también tienes una serie de gastos cotidianos con los que es necesario cumplir (alimentación, transporte, estudios, etc.).

Para terminar con lo que respecta a la cuota inicial, debes tener en mente que un pago mayor hará que las cuotas mensuales del crédito se reduzcan significativamente. Si estás en condiciones, es mejor pagar más del 10%, pero pregunta al banco cuál es el monto máximo que es posible abonar, ya que algunas instituciones ponen un tope.

2.- Los costos de cierre

Este término hace referencia a los gastos complementarios al proceso de postulación al crédito hipotecario y los trámites para convertirte en dueño del inmueble. Por eso es indispensable que los incluyas en el monto que debes ahorrar para una casa. Los gastos no son los mismos en cada banco, por lo que es siempre una buena idea comparar distintas instituciones financieras.

Algunos de los cargos más comunes son: cargos por trámites, honorarios del abogado, registradores públicos, pago de documentos para inscribir el predio en registros públicos y los impuestos correspondientes.

Te puede interesar: Qué necesitas para acceder a los créditos hipotecarios para jóvenes

3.- El fondo de contingencia

Durante el proceso de compra es muy posible que surjan gastos inesperados. Imagina que estás por concluir el proceso de adquisición de tu casa y todo parece ir sobre ruedas. Sin embargo, súbitamente, te notifican que el tipo de financiamiento que tienes requiere de un pago adelantado o algún costo similar y necesitas abonarlo cuanto antes. Qué situación, ¿no?

Por esto, no sólo resulta recomendable, sino sensato incluir dentro de tu presupuesto un fondo especial que te saque de apuros. Algunos expertos recomiendan juntar el equivalente a seis meses de ahorros para estos casos. De Igual forma, una emergencia de salud o un cambio en tu situación laboral pueden cambiar drásticamente tu horizonte financiero.

¿Cuánto es necesario ahorrar exactamente? Bien, eso depende de tu nivel de comodidad. Es recomendable que consigas la asesoría de un agente inmobiliario o un abogado con conocimientos en el sector inmobiliario. De esta forma tendrás una visión más clara de tus necesidades. El siguiente paso consiste en poner en acción un plan de ahorros. Aquí tienes algunos consejos:

Calcula el ahorro mensual

Después de determinar cuánto debes ahorrar para comprar un departamento o casa, es momento de calcular el monto mensual que tendrás que acumular para cumplir con tu objetivo. Esto demostrará claramente si la suma se encuentra dentro de tus posibilidades o si necesitas afinar el presupuesto.

Establece ahorros automáticos

Es posible transferir dinero de tu cuenta personal a una de ahorros destinada para el pago de las cuotas mensuales o para el fondo de contingencia. Esto se realiza de forma automática sin que debas preocuparte por olvidar hacer el depósito o verte tentado a gastar parte del monto.

Mejora tu historial crediticio

Si bien esto no te ayudará a pagar la primera cuota, mejorar tu historial crediticio puede resultar en grandes ahorros a largo plazo. ¿Por qué? Entre otros factores, las entidades financieras considerarán tu calificación de crédito al momento de determinar el tipo de crédito y las facilidades que tendrás con el financiamiento de tu casa.

¡Muy bien! Ahora tienes algunas ideas sobre cómo ahorrar para comprar una casa. Si tomas en cuenta cada uno de estos aspectos, el proceso de adquirir tu propiedad será mucho más simple.

En Nexo Inmobiliario podrás encontrar las principales inmobiliarias del país y sus diversos proyectos. ¿Estás buscando el departamento, casa, lote u oficina ideal? Ingresa a nuestra página oficial y encuentra el inmueble soñado a solo un clic.

Write A Comment