Hacer realidad el ansiado sueño del departamento propio es a menudo una tarea complicada. Muchas veces no se cuenta con el dinero suficiente para poder realizar la compra. ¿Qué se puede hacer en ese caso? Bueno, la opción más común es recurrir a un crédito hipotecario, pero ¿conoces cuáles son las fuentes de financiamiento de las que dispones? Actualmente existen varias alternativas, algunas privadas y otras por intermedio del Gobierno.

Si lo que siempre has querido es adquirir una vivienda, a continuación, Nexo Inmobiliario explica a detalle cuáles son las fuentes de financiamiento más convenientes y sus principales características.

Financiamiento bancario

Este es el medio más común mediante el cual las personas pueden financiar sus viviendas. Consiste en solicitar apoyo del banco para cubrir el precio del departamento que se desea adquirir. El Banco prestará un monto que cubre hasta el 90% del valor de la vivienda y, de esta forma, se realiza la compra.

Se debe cumplir con una cuota inicial que debe ser mayor al 10%. En este sentido, mientras más alto sea este primer pago, más baja será la tasa de interés. Se puede obtener un plazo de hasta 30 años para pagar y la suma se abona al banco en pagos mensuales.

Leasing Inmobiliario

Se trata de un tipo de arrendamiento con opción a compra pensado para las personas que no cuentan con una fuente de ingresos estable y presentan un perfil de riesgo, por lo cual no pueden acceder al financiamiento bancario. En esta modalidad, la entidad financiera es la dueña del inmueble arrendado. Dentro del pago mensual que el arrendatario debe cumplir, se incluye un porcentaje que se sumará para la compra futura del inmueble.

El alquiler se prolonga por espacio de entre uno a dos años y, luego, al realizar los pagos de forma puntual, se demuestra un buen comportamiento de crédito y se logra acceder a un crédito hipotecario.

Crédito Mivivienda

Uno de los programas de financiamiento inmobiliario promovido por el gobierno es el Crédito Mivivienda. Este tiene un funcionamiento muy similar a un crédito hipotecario tradicional. Para calificar a este es necesario ser mayor de edad, no ser propietario de otro inmueble, no registrar deudas pendientes y tener la capacidad de pagar la cuota inicial equivalente al 10% del valor del departamento nuevo o de segundo uso. El valor de la vivienda debe encontrarse entre 58,800 y 419,600 soles, disponiendo de una tasa fija. El pago se realiza en soles con un plazo de hasta 20 años para abonar.

Sin duda, el mayor beneficio de acceder a este programa es la posibilidad de disponer de bonos especiales como el Bono del Buen Pagador, el cual asciende hasta 17,700 soles. Cabe resaltar que este crédito no se limita a la compra de departamentos, sino que también aplica para la construcción de viviendas o su remodelación y mejora.

Techo propio

Este es otro de los programas del gobierno que está enfocado en ayudar a personas de bajos ingresos para el financiamiento de una vivienda. Como principal requisito, se pide que las personas no superen los 3,538 soles en ingresos familiares mensuales. Asimismo, este solo está disponible para las personas que aún no poseen una vivienda propia.

La principal ventaja de este programa es el Bono Familiar Habitacional que se pone al alcance de las familias. Este es un bono que otorga el Estado que, por tratarse de un subsidio, no necesita ser devuelto.

Te puede interesar: En qué consiste un crédito hipotecario y cómo adquirirlo

Mivivienda Verde

El más reciente de los programas del Estado. Este, como su nombre sugiere, tiene por objetivo promover la adquisición de viviendas ecológicamente sostenibles. La ventaja de este programa es el acceso al Bono Verde. Este te permite financiar entre 3% y 4% del valor del inmueble, dependiendo del nivel de sostenibilidad de este.

Las viviendas que participan en este proyecto poseen características que priorizan el uso eficiente de los recursos. Esto puede ayudarte a ahorrar hasta 30% en los servicios como el agua y la energía. Las opciones disponibles se limitan a los inmuebles que están certificados por este programa. Asimismo, para que puedas acceder a este, tu capacidad de pago debe ser examinada por una entidad financiera.

AFP

Actualmente también es posible emplear el 25% de los fondos de tu AFP en el pago de tu financiamiento. Uno de los requisitos que se exige para calificar a este procedimiento es no contar con algún otro inmueble. Asimismo, esta debe ser la primera vez que haces uso de este recurso en un crédito hipotecario.

Ahora conoces cuáles son las fuentes de financiamiento que puedes utilizar para adquirir ese departamento que tanto deseas. Examina bien tus opciones y elige la modalidad que más te convenga.

Nexo Inmobiliario es un portal en el que podrás encontrar las principales inmobiliarias del país y sus diversos proyectos. Puedes obtener más información en nuestra página oficial.

Write A Comment