Comprar un departamento en pareja puede ser un verdadero dolor de cabeza si las cosas no están claras desde el principio. Desde el aspecto financiero, pasando por la ubicación ideal, e incluso la decoración, hay muchas decisiones que, de a dos, son más difíciles de tomar.

Por ello, aquí te dejamos brindamos 5 consejos claves que debes seguir para que la compra de ese tu primer hogar (y tu relación) no se conviertan en una mala experiencia.

1. Vean sus proyectos a futuro

Evaluar sus presupuestos y planes, tanto conjuntos como individuales, representa un buen punto de partida para comenzar a definir si es posible adquirir un departamento. Más allá del momentum de la relación, también es importante evaluar si el factor económico afectará sus planes a mediano o largo plazo, y si están listos para invertir en una adquisición que, tal vez, será para toda la vida.

Es una buena idea, si no lo hiciste antes, que tu pareja y tú armen un cuadro con sus ingresos y egresos, actuales y futuros, y vean en papel si es posible que hagan esa compra. Estar de acuerdo en los planes de cada uno y en los planes en conjunto, evitará discusiones innecesarias una vez realizada la compra.

2. Negocien la ubicación

Este suele ser un tema sensible para muchas parejas. Quién está más cerca de la oficina o de la universidad. También es posible que el departamento quede más cerca de la familia de uno de los dos.

Lo ideal, en este caso, es “negociar” con base en lo mejor para la pareja, evaluando los puntos positivos de la ubicación del proyecto: si hay acceso a bancos, centros comerciales y medios de transporte diversos.

Es necesario también que se analicen dichas ventajas de cara al futuro. Si alguno está considerando estudiar una maestría o cambiar de trabajo en determinado distrito, eso debe tomarse en cuenta durante la “negociación”.

Asimismo, se deben evaluar otros detalles como: la seguridad, el acceso a parques, la iluminación, las zonas circundantes, etc. Sea que piensen en tener hijos o utilizar su espacio como una suerte de networking con colegas de trabajo, estos detalles se hacen más relevantes con el correr de los años.

3. Definir cómo se distribuirán el espacio

Independientemente de las dimensiones del departamento, un aspecto complicado es definir el espacio con el que contará cada uno. La web www.elmueble.com, señala que, si bien lo ideal es contar con una habitación extra a la que puedan retirarse en caso de necesitar espacio, esto no siempre es posible.

Por ello, recomiendan que cada uno tenga un “rinconcito” propio dentro del departamento: en una esquina de la sala, donde puedas dejar tus libros y revistas al lado del sofá, o armando un pequeño estudio decorando la pared con tus motivos o sus motivos favoritos.

4. La decoración

Este es un punto que se puede poner complejo al momento de elegir un departamento. Habrá quienes prefieran las ventanas amplias y los candelabros, mientras que otros preferirán un estilo minimalista. En estos casos, lo ideal es contratar un experto o revisar juntos alternativas de decoración en catálogos o espacios similares al departamento que desean adquirir.

De esta forma, cuando llegue el momento de la decoración, tendrán un consenso relativamente establecido sobre cómo se verá su nuevo hogar.

5. Hagan una lista de lo que necesitarán (y de lo que no)

Puede que antes ya hayan compartido un espacio juntos, o que cada uno viva por separado. Independientemente de esto, cada uno querrá llevar todas sus cosas consigo. Sin embargo, pueden ocurrir dos cosas: que no todas entren, o que no guarden armonía con el resto del departamento.

Por ello, hacer una lista de las cosas que llevarán con ustedes, y revisar juntos qué puede entrar y qué no, les permitirá optimizar el espacio y darle armonía a ese nuevo hogar.

¿Aún no encuentras ese nuevo hogar? ¡Ingresa a www.nexoinmobiliario.pe!

Write A Comment