Todos deseamos comprar una vivienda en la que podamos tener el estilo de vida que siempre hemos querido. Sin embargo, a menudo es necesario solicitar un crédito hipotecario a fin de hacer ese sueño realidad. Esto nos plantea una pregunta importante: ¿Cómo se compone la cuota que debo pagar mensualmente por el financiamiento?

Es normal tener dudas sobre este tipo de conceptos. Por eso en Nexo Inmobiliario queremos explicarte todo lo que debes saber sobre la composición de la cuota mensual.

La suma de los pagos mensuales que debes realizar para pagar el préstamo al banco está compuesta por diversas variables. El cambio más ligero en alguna de ellas dará como resultado una cuota mensual diferente. Aquí te mostramos todos los aspectos que debes considerar:

1.- El valor del crédito

Comencemos con el valor del crédito hipotecario, el cual es un concepto bastante simple. Se trata de la suma del préstamo que el banco te concederá y la cual se establece de acuerdo al valor del inmueble que deseas adquirir. Esta es la suma que pagarás al banco cada mes. Asimismo, a ella se le añadirán los intereses, lo cual es el monto que cobra el banco por prestarte el dinero.

2.- La primera cuota

Otro factor que que debes tener en mente al momento de pedir un crédito hipotecario es la primera cuota. Como debes saber, todos los bancos te piden que tengas un mínimo del 10% del valor total del inmueble a fin de conceder el financiamiento.

Si, por ejemplo, el costo del departamento de tu interés es de 400,000 soles, debes tener un mínimo de 40,000 soles. El Banco se encargará de cubrir el 90% restante del valor del inmueble. Ahora bien, el mínimo es el 10%, pero es recomendable que abones el mayor monto posible en la primera cuota.

¿Por qué? Bien, mientras más grande sea el monto que abones en el primer pago, menores serán las cuotas mensuales. Al abonar una primera cuota de, digamos, el 30% el monto del préstamo ya no sería del 90% sino de un más accesible 70%. En congruencia con esta disminución, los intereses también se reducirían, lo cual es muy beneficioso para ti.

3.- El plazo de pago

Otra variable muy importante para el valor de tus cuotas mensuales es el plazo. ¿Por qué es tan relevante? Bueno, como debes saber, cada banco te da diferentes plazos para amortizar el dinero del préstamo. Por lo general, estas entidades financieras te ofrecen periodos de 10, 15, 20 y hasta 30 años para pagar.

Lo que uno más desea es cancelar la deuda lo más rápido posible, por lo que elegir el plazo más corto sería la opción más lógica. Sin embargo, mientras más corto sea el periodo que elijas, pagarás una menor cantidad total, pero las cuotas mensuales serán más altas, ya que debes devolver el dinero en un menor tiempo.

Por otra parte, elegir el plazo más largo te dará como resultado cuotas mensuales más pequeñas y hasta, en algunos casos, casi imperceptibles. Sin embargo, la suma total que pagarás al banco será mucho mayor debido a que los intereses también crecerán.

4.- La tasa de interés

Esta tal vez es la variable central en un crédito hipotecario. ¿Qué es la tasa de interés? Bien, se trata del monto que establece el precio del dinero que recibes en préstamo. Por lo general, la mayoría de bancos te ofrecen tasas fijas y tasas variables Aquí las conocerás mejor:

¿Qué es una tasa variable?

Las tasas de interés no son siempre las mismas, ellas varían con el tiempo. El cambio se da de forma diaria, lo cual puede parecer un factor mínimo, especialmente si consideramos que en esta escala de tiempo el cambio puede ser menor a un punto porcentual. Sin embargo, la diferencia se hace más notoria al revisar las tasas de forma mensual y anual.

Este cambio en las tasas de interés no siempre es hacia un incremento, ellas también pueden reducirse. Por lo tanto, si eliges una tasa de interés variable, tus cuotas a lo largo del periodo de tiempo que debas amortizar la deuda pueden aumentar como disminuir de acuerdo a las condiciones del mercado.

¿Qué es una tasa fija?

En contraposición a la alternativa anterior, la tasa fija se establece al momento de solicitar el crédito hipotecario y se mantiene invariable a lo largo del plazo de pago de la deuda. Si eliges esta alternativa, debes intentar acceder al financiamiento hipotecario en un momento en el que las tasas de interés sean particularmente bajas.

¡Muy bien! Si tenías dudas sobre las cuotas mensuales que se pagan al adquirir un crédito hipotecario, ahora conoces cómo están compuestas y los factores que influyen en el monto. Recuerda que en Nexo puedes encontrar tu banco favorito y solicitar tu crédito hipotecario a fin de financiar tu casa soñada.

En Nexo Inmobiliario podrás encontrar las principales inmobiliarias del país y sus diversos proyectos. ¿Estás buscando el departamento, casa, lote u oficina ideal? Ingresa a nuestra página oficial y encuentra el inmueble soñado a solo un clic.

Write A Comment